Salud en tono pasión

El instinto y el paladar no engañan: un puñado de fresas, un jugo de tomate o una rodaja de patilla, frutas y verduras rojas contienen poderosas sustancias para preservar la salud y la juventud, cada mes del año se pueden encontrar frutas y verduras de color rojizo: frambuesas, patilla, tomates, fresas, cerezas, todas portadoras de una tonalidad que traduce la presencia de licopeno, un micronutriente con un poderoso efecto antioxidante y protector de la salud.

De allí que la fruta fresca, en jugos, ensaladas o gazpachos, al formar parte de la dieta, preservan la salud y la belleza, sobre todo si quien las consume va a estar constantemente expuesta al sol.

PODER ESCARLATA

Muchos de estos alimentos con licopeno, una sustancia que ha despertado gran interés entre los investigadores por sus propiedades antioxidantes, se traducen en un efecto protector frente a enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer, además de frenar y prevenir el envejecimiento. “Este pigmento vegetal pertenece a la familia de los carotenoides, de la que forman parte también los betacarotenos (presentes en las zanahorias). A diferencia de éstos, el licopeno no se transforma en vitamina A, por lo que en un principio no se les dio tanta importancia para la salud. Sin embargo, estudios recientes han puesto de manifiesto sus virtudes”, señala el nutricionista José Joaquín Ballesteros.

Aunque los especialistas no hablan de una cantidad diaria recomendada, sí afirman que su consumo regular (obtenido mediante una alimentación rica en frutas y hortalizas) es claramente beneficioso para el organismo y la longevidad. Ballesteros acota que frutas como la patilla, las cerezas o las fresas aportan buenas dosis de esta sustancia, pero son los tomates y sus derivados los que mayor cantidad de licopeno contienen. “Cuanto más rojos y maduros sean los tomates, mayor contenido de esta sustancia tienen”.

VENTAJAS DEL PÚRPURA

Seguir una dieta rica en licopeno ayuda a: Combatir los radicales libres, causantes del envejecimiento celular • Prevenir diferentes tipos de cáncer, como el de próstata • Controlar el colesterol • Proteger contra las enfermedades cardiovasculares • Tener una pantalla de protección extra contra la exposición solar y el humo del tabaco.