Cómo cultivar Anturio en tu casa

Originaria de América del Sur, el anturio es una planta exótica y de clima tropical, cuya subespecie llamada Anthurium andreanum, que luce unas grandes flores rojas, rosas y blancas, y de hojas con forma de corazón, es la más común y la mejor para tener en el hogar.

Además es una planta que se cultiva muy bien en interiores y que le gustan los entornos con temperaturas cálidas que no bajen de 15 º C aproximadamente, y que mantengan alta humedad ambiental, por lo que también puede ser una planta perfecta para cultivar en un invernadero casero.

Así que si quieres cultivar anturio en casa y que esté produciendo flores durante todo el año, recuerda darle los cuidados que precisa: temperaturas cálidas y constantes, luz indirecta, un entorno húmedo y un fertilizante adecuado cuando sea el momento. Te explicamos:

Luz solar indirecta

Como casi toda planta, el anturio necesita luz natural para vivir y crecer. Sin embargo, hay que ser cuidadosos, ya que no soporta los rayos directos del sol, pues estos queman sus hojas haciendo que adquieran un color amarillento. Si esto ocurre lo mejor que puedes hacer es alejarla de la ventana y buscarle otro rincón.

Suelo o sustrato ligero y de buen drenaje

Para cultivar anturio de manera muy fácil, debes asegurarte de que el sustrato de la maceta presente la suficiente capacidad de retener la humedad pero sin encharcarse. La tierra debe estar aireada y es mejor elegir un pH ligeramente ácido. Para lograrlo puedes añadirle un poco de composta o turba y puedes optar por un sustrato “universal” para tu planta y le sentará de maravilla.

Un riego regular pero moderado

La mejor rutina de riego para tu anturio sería un par de veces por semana en primavera y verano, y solamente una en otoño y en invierno. Aunque la mejor manera de saber cuánta agua requiere, es tocando el sustrato para comprobar si está húmedo o seco. Riégalo solo en este último caso.

Recuerda también que, a la hora de cultivar el anturio, debe haber un alta humedad ambiental. Si no vives en playa o climas tropicales, la mejor manera de lograrlo es mojando sus hojas varias veces al día con un atomizador, sobre todo en época de mucho calor.

Que no le falten nutrientes

No olvides un fertilizante adecuado sobretodo al comienzo de la primavera ya que le vendrá de maravilla a tu anturio; le permitirá que broten hojas y flores nuevas con mayor facilidad. Puedes utilizar un abono líquido disuelto en el agua de riego o, si lo prefieres, un fertilizante granulado que se extienda en la maceta y que se vaya disolviendo poco a poco.

Finalmente recuerda que puedes reproducir fácilmente tu anturio por medio de esquejes, y así cultivar muchas macetas más de esta hermosa y maravillosa planta que, en caso de que no lo sepas, posee la capacidad de purificar el aire del interior de tu casa y de eliminar sustancias perjudiciales para la salud como el amoniaco, formaldehído, tolueno y xileno.