¡No me olvides!

Nunca pasamos por alto los cuidados del rostro, los senos, el vientre o los muslos, sin embargo, nuestra atención deja de lado lugares sensibles especialmente cuando las altas temperaturas nos permiten reducir el volumen de nuestra ropa y lucir brazos, piernas y pies descalzos.

No hay nada más feo que un talón descuidado y agrietado o un codo escamado y blanquecino, que nada tiene que ver con el resto de nuestro cuerpo, y unas rodillas arrugadas y secas, que son nuestra carta de presentación cuando cruzamos las piernas.

El contacto con la ropa convierte a codos y rodillas en puntos secos y rugosos que, al tacto, resultan ásperos y desagradables. Devolverles tersura y suavidad es cuestión de tiempo y dedicación. A continuación, la esteticista Felicidad Carrera ofrece una serie de gestos para convertir estas zonas olvidadas del cuerpo en excusas para el encanto.

COMENZAR POR EL PRINCIPIO

El primer paso en la rutina de cuidados de codos, rodillas y talones, es exfoliarlos semanalmente. La crema exfoliante le ayudará a deshacerse de las células muertas y preparar convenientemente la piel para que el producto hidratante penetre sin dificultad en la piel y se potencie su efectividad. La exfoliación debe hacerse mediante enérgicos masajes circulares, pero sin excesos.

Para conseguir que la piel absorba los nutrientes que necesita y así se regenere, es fundamental que deje actuar la crema hidratante hasta que la piel la atraiga y logre penetrar de una forma natural. Además de una adecuada hidratación, se recomienda ducharse con un jabón suave, preferiblemente con componentes hidratantes.

Luego, es crucial la aplicación de masajes que activen la circulación de la sangre y ejercicios que puede llevar a cabo en casa y que, realizados con movimientos circulares, le aliviarán la hinchazón de rodillas y tobillos.

CON LIMÓN Y MIEL

Mezcle 15 gotas de jugo de limón • una cucharada de aceite corporal •  una cucharadita de miel. Aplicar esta mezcla en codos, rodillas y talones. Deje actuar por unos diez minutos y lávese con abundante agua. No debe salir al sol inmediatamente luego de aplicarlo. Hacerlo preferiblemente por la noche.

ACLARAR CON RECETAS

Las manchas de la piel son más frecuentes en pieles oscuras, por lo que estas personas deben usar cremas blanqueadoras y no abusar del sol. A continuación, una serie de recetas para suavizar la piel y aclarar las manchas:

CON LIMÓN

Impregne un algodón con jugo de limón y aplíquelo diariamente sobre la zona manchada. También puede hacerlo con la fruta misma. Debe tener cuidado de no salir al sol, pues la reacción del cítrico con los rayos solares es contraproducente en este caso.

CON YOGURT Y AVENA

Mezcle una cuchara de yogurt y una de avena. Frote con esta crema natural las áreas afectadas, luego enjuague con abundante agua y, posteriormente, aplíquese su crema hidratante preferida.