La hora del baño

La adecuada higiene de tu perro es de gran importancia para su salud, mantén a tu mascota limpia y sana para que pueda disfrutar de una buena calidad de vida.

 No es complicado pero como todo en la vida si es la primera vez que tienes un perro es importante que te documentes y busques información para saber cómo limpiarlo y que su higiene sea la correcta, acá te damos una serie de importantes indicaciones para que puedas cumplir con esta labor que además servirá para unir lazos afectivos.

CADA DÍA DEBEMOS REVISAR QUE TIENE:

  • Orejas limpias.
  • Boca limpita y sana.
  • Trufa (que es la nariz del perro) un poquito húmeda.
  • Uñas; ni muy largas ni muy cortas, y sin heridas.
  • Que no tenga “bichitos” en la piel o el pelo.
  • Si nos parece que algo no está bien debemos decírselo a un adulto para llevar al perro al veterinario, para que le limpien o curen si es necesario.
  • A la hora del baño, pide ayuda a un mayor. No olvides que el agua no debe estar ni fría ni caliente y que siempre debes bañarle con mucho cuidado y calma. El agua no debe entrar en sus orejas, ojos o nariz o el pobre lo pasará muy mal. Cuando lo seques, utiliza una toalla primero.
  • A la hora de comer asegúrate de que el bebedero y el plato están limpios. Y recuerda que para evitar picaduras de parásitos peligrosos es muy importante que nuestro perro lleve un collar antiparasitario o pipeta (el veterinario nos aconsejará).
  • Y por supuesto, no olvides apuntar en un calendario las vacunas y las desparasitaciones (pastillas para los parásitos internos). Recuerda que toda la familia es responsable de la salud y el bienestar del compañero canino. ¡Necesita que cuidemos de él!