Trucos para evitar el roce de los muslos

Si no lo sufres, este artículo puede resultarte el más tonto. Pero si eres de las que teme la llegada del verano por el bien de tus piernas, estos consejos te van a venir como agua de mayo. Muchas mujeres sufren al caminar con el calor porque sus piernas se rozan la una con la otra causando una gran escozor. Pero tranquila, porque esas rojeces y molestias tienen una solución, de hecho más de una. Y todas ellas son mucho más sencillas de lo que podrías imaginar. Aquí tienes algunos de los más ingeniosos y necesarios trucos para evitar el roce de los muslos con el calor. ¿A qué esperas a probarlos?

Los mejores trucos para evitar el roce de los muslos

Que no se te olvide tu short!

Puede que la solución más sencilla, pero también la más costosa, sea comprarte uno de esos pequeños shorts de lycra o una faja de pantalón. Solo tendrás que ponértelo debajo de tus faldas o vestidos para evitar el incómodo roce de los muslos. Debes tener cuidado con que no sean demasiado largos o acabarán asomando por debajo de la falda por más que te empeñes en subirlo.

Las bandas que evitan el roce de los muslos

¡Por fin! Algunas marcas de ropa han bajado de sus tronos del Olimpo para escuchar los problemas reales de las mujeres corrientes y han creado las bandelettes, unas bandas específicas para este problema. ¡Menudo invento!

Se trata de un trozo de tela fino que se ajusta en la parte más alta del muslo, justo donde sufres de estas rozaduras. Algunas están hechas de lycra, otras de algodón y algunas son hasta de lencería… ¡preciosas! A primera vista podrían parecer el encaje superior de las medias.

Cómprate una crema o stick anti rozaduras

¿Alguna vez has visto en una tienda o farmacia una crema o stick anti rozadoras? ¡Pues existen! Hay quienes los usan para evitar que los zapatos les hagan herida, pero tú te los puedes aplicar directamente entre los muslos. Recuerda hacer una prueba antes de usarla de forma habitual para comprobar si te da alergia, para lo cual, échate un poco y espera un rato para ver cómo reacciona tu piel.

El truco de la crema para evitar el roce

Pero, seamos sinceras, las cremas normales y corrientes también pueden ser muy útiles en una emergencia y son mucho más baratas. En cuanto notes que tus muslos empiezan a rozar debido al sudor, échate un poco de crema. Además de ayudar a que el roce entre tus piernas sea mucho más suave, te mantendrá la zona hidratada. Hoy en día es muy fácil encontrar en las tiendas cremas en pequeños formatos que son ideales para llevarlas siempre en el bolso.