Puedo donar sangre si he fumado o consumido alcohol?

Los centros de donación están llenos de personas que acuden de forma altruista a donar su sangre para quien pueda necesitarla. Además de ser un acto que nos puede definir como personas humanas y solidarias, es también una necesidad y una responsabilidad de todos. Por esta misma razón debemos estar totalmente informados sobre cómo se producen los procesos de donación o qué podemos hacer (o lo que está prohibido) antes de donar sangre.

A la hora de acudir a un centro de donación es normal que te asalten diferentes dudas que necesitan ser resueltas cuanto antes. Por ello, vamos a hablarte de una de las más frecuentes: ¿Puedo donar sangre si he fumado o consumido alcohol? ¿Cómo influyen estos actos en el proceso de sacar

estos actos en el proceso de sacar sangre? ¡Respondemos a todas tus cuestiones! Aún así, recuerda que siempre puedes consultarle a tu médico todas y cada una de las preguntas que tengas y, de esta manera, no tener absolutamente ninguna excusa para no donar.

Cómo influye el tabaco o el alcohol en la donación?

Son muchas las personas que no dejan de preguntarse sobre si deberían dejar de fumar o de beber antes o después de realizar la donación de sangre. Para explicártelo correctamente y de la manera más clara, es necesario diferenciar justo esos dos momentos: el anterior y el posterior a la donación. ¡Vamos a verlo!

Momento previo a la donación

En primer lugar, en lo que respecta al tabaco, fumar NO influye a la hora de donar. Es decir, puedes acudir a sacarte sangre para quienes más lo necesitan siendo fumador habitual. Por su parte, cuando hablamos de alcohol y donación de sangre, debes saber que es completamente falsa la afirmación que admite que aquel que bebe alcohol jamás podrá donar.