Consejos básicos para cuidar tu cutis a diario

 La apariencia del cutis siempre es tema de preocupación en todas las mujeres.

Que si hay que disimular las ojeras, manchas, arrugas, resequedad... Probablemente no estás brindándole los cuidados necesarios.

Los médicos del portal Voy al Doc comparten los principios básicos para cuidarlo correctamente:

Principio 1: Conocer tu tipo de piel

El paso más importante para comenzar a cuidar tu cutis es saber cuál es tu tipo de piel. Para descubrirlo, sigue estos sencillos pasos:

-Lávate la cara. Hazlo un día por la mañana cuando hayas dormido bien, alrededor de 8 horas. Utiliza jabón y agua tibia para remover cualquier resto de polvo o maquillaje que pudiera haber quedado del día anterior; enjuágate con agua fría y espera una hora.

-Obsérvate. Después de ese tiempo, mírate al espejo en un cuarto bien iluminado. ¿El tono de tu piel es uniforme o hay zonas específicas donde es más brillante? Si no puedes detectar diferencias con seguridad, utiliza un pañuelo desechable y colócalo sobre tu rostro. Presiona con suavidad. Repite esta operación una hora más tarde y observa las marcas del pañuelo.

Tu tipo de piel será:

-Grasa, si el pañuelo muestra marcas de grasa a lo largo de toda la cara.

-Seca, si tu rostro se observa mate o seco.

-Mixta, si el pañuelo muestra marcas de grasa en la zona T, es decir, en la frente, nariz y barbilla.

Principio 2: Seguir una rutina diaria

Deberás realizar este procedimiento 2 veces al día, es decir, por la mañana y por la noche. Recuerda que es muy importante que los productos que utilices para seguir una rutina de limpieza coincidan con tu tipo de piel.

-¡Limpia!

Este paso es imprescindible para quitar elementos que pudieran maltratar tu cutis, como polvo y maquillaje. Algunos expertos recomiendan el uso de limpiadores en barra, sin embargo, lo más importante es que utilices un producto que no reseque tu piel, como una crema desmaquillante, jabón líquido o agua limpiadora.

-¡Tonifica!

El tónico funciona para quitar cualquier excedente que haya quedado, además de evitar la acumulación de células muertas.

-¡Humecta!

Para humectar tu piel es necesario que utilices cremas hidratantes o emolientes. Para este paso puedes utilizar una crema de noche y una crema de día, respectivamente.

-¡Protege!

Durante tu limpieza matutina deberás agregar un paso extra: la aplicación de protector solar. Esto no sólo protegerá a tu piel de los efectos nocivos de los rayos solares, sino que retrasará la aparición de manchas y líneas de expresión.

Sabías que…

-Los hábitos que le hacen más daño a tu piel son: beber alcohol, fumar, no hacer ejercicio, estresarte demasiado, no dormir bien y no tomar suficiente agua.

-Mientras duermes, las hormonas restaurativas de tu piel trabajan al máximo, por ello, es indispensable que no te desveles y que el lugar donde duermes tenga las características propicias para tener un sueño reparador.

-Recientes investigaciones han demostrado que el jitomate contiene un componente que nos protege de los rayos ultravioleta, además de prevenir las arrugas por su alto contenido de antioxidantes.

Recuerda que todas las pieles son distintas, por lo que un producto podría provocarte una reacción alérgica, aunque a alguien más le haya funcionado bien. Si tienes dudas sobre qué tipo de piel tienes y cuáles son los mejores productos y marcas para cuidar tu cutis, no dejes de consultar a un dermatólogo.