Amar en 2020: De la modernidad líquida al trasfondo inmarcesible del amor

El amor es, quizás, una de las emociones que más se ha metamorfoseado a lo largo de la historia del ser humano.

El amor siempre sitúa al individuo en una difícil tesitura de pánico, vergüenza y, por qué no, algo de torpeza bien llevada. Pese a todo, y contra toda posibilidad de desacierto, este camaleónico sentimiento, ceñido a su tiempo, goza de un gran arsenal estratégico con el que alcanzar su exitoso cénit. Un repertorio de recursos como los que pone de manifiesto la plataforma Universoamor.online.

El espíritu cambiante del amor

El amor es, quizás, una de las emociones que más se ha metamorfoseado a lo largo de la historia del ser humano. Influido por los contextos sociales, culturales e incluso socioeconómicos que incardinan al individuo en su contexto vital, el amor nunca será lo que es ni lo que fue. Sin embargo, esta afirmación no es para nada negativa. Simplemente, pone de manifiesto cuán variable es el espectro emocional del ser humano y cómo interfieren en él sus circunstancias exteriores. Lejos ha quedado ya el estandarizado y romántico cortejo que el cliché cinematográfico aún se empeña en propagar. Hoy, en una sociedad íntegramente líquida, el amor es tan pasional y tan volátil como un relámpago.

No obstante, y a pesar de los mencionados cambios, siempre existirá un clásico abanico metodológico sobre amor y relaciones de pareja, con el que conquistar a un hombre o a una mujer o aprender sobre datos sexológicos. Unos mesurados consejos que ofrecen plataformas como Universoamor.online, y mediante cuyo aprendizaje el amor trasciende su arquetípico y capital desconcierto hacia la luz de la verdad. Una plataforma online para quienes deseen aprender más sobre el amor. Partiendo de experiencias e ideas sobre su fuego y su juego y con el propósito de esclarecer todo cuanto concierne al amor y su intrincado laberinto sensorial.

El amor, más que a pesar, debido a su poder, es un sentimiento cuya ramificación de dualismos sufre o goza de una majestuosa complejidad. Su caudal tanto puede conducir al desespero, como encauzar las aguas de la emoción hacia un fantástico paraíso donde todo es posible. Aunque la idea de la vivencia amorosa ideal radica en la libre fluctuación del sentimiento, permitiendo que todo fluya a placer del azar, no está de más blindar el momento con algo de información previa. No sólo para aprender de la magia de la seducción, sino también para saber identificar aquellos matices que hacen del amor algo tan sumamente delicado y poderoso. Y es ahí donde entra en juego Universoamor.online.

El juego de la conquista precisa de un arsenal cognitivo que, desafortunadamente, no es innato a nuestro talento social. A menudo, el amor contextualiza el ambiente en una especie de atmósfera de graciosa torpeza y timidez de la que es difícil escapar. Y aunque ello pueda resultar francamente atractivo, traspasar la frontera de la vergüenza y saltar a la piscina es de una felicidad sublime. Por ese motivo, Universoamor.online cuenta con todo tipo de artículos sobre el amor, especialmente elaborados para cada una de las curvas de su frenética montaña rusa. Tanto si el motivo de la consulta es el de recuperar o superar a una expareja, como el de mejorar en el sexo o saber del lenguaje corporal de la persona amada.

El desarrollo del amor entre dos personas goza de un sinfín de recursos prácticos con los que alcanzar su éxito, o afrontar su derrota, con más acierto. Dicho acierto no necesariamente debe traducirse como lograr lo ansiado. Es posible que el nacimiento de ese amor no sea correspondido, y es por ello preciso aprender de los errores cometidos, a nivel de acción, reacción y percepción, para poder volver a la carga con una mejor compostura. Pero, aunque las tácticas para obtener el amor perfecto tengan muchísimas y variopintas posibilidades, es la estrategia la que verdaderamente cuenta en el asunto. En boca de Mario Benedetti, la estrategia “es que un día cualquiera, no sé cómo ni sé con qué pretexto, por fin me necesites”.

Sorteando el cauce de la modernidad líquida

Como se ha comentado anteriormente, los sentimientos de hoy en día nacen de una modernidad líquida, concepto acuñado por el filósofo y sociólogo Zygmunt Bauman. A efectos prácticos, el concepto líquido de sociedad nace de una incompatibilidad de la sociedad moderna con el atávico sentimiento de pertinencia con las cosas, tanto con las relaciones personales como con las ideologías y creencias. Bajo ese prisma, el individuo rige su vida en una inagotable búsqueda de experiencias, cuyos lapsos de descanso terminan desechando lo ya adquirido y, por tanto, aborrecido, para dirigirse a un nuevo capítulo vital. Un hecho en cierto modo fatídico, pero no por ello ineludible.

A pesar de sus eternas metamorfosis, el amor jamás defrauda. Su belleza subversiva puede con todo obstáculo, con todo contratiempo, y ante cualquier pronóstico. No entiende en su naturaleza, jamás, el concepto de derrota o desencanto, sino el de puro aprendizaje. Para con uno mismo y para con el resto de relaciones humanas. Y, por ello, las plataformas como Universoamor.online, son esa Alejandría en cuyos renglones se resguarda la sabiduría de la experiencia y la esperanza de lo que queda por vivir. Y basta con vivirlo al máximo y hasta su última consecuencia. Simplemente, vaticinado por Charles Bukowski, “encuentra lo que amas y deja que te mate”.