Solo Para Mujeres

Mascarilla de ajo para combatir las arrugas y disminuir la grasa del rostro

Seguramente en algún momento de tu vida un familiar te habló sobre los beneficios del ajo, y particularmente te dijo que era muy bueno para combatir las arrugas y disminuir la grasa en el rostro, ante de esto probablemente no le creíste, si este es tu caso y ahora estás buscando opciones para trabajar en esos dos aspectos, este ingrediente podría ser tu mejor aliado y por ende esta mascarilla.

Mascarilla de ajo propiedades

Así es, aunque no lo creas el ajo es muy poderoso y brinda muchísimos beneficios,  en este aspecto es de gran ayuda para combatir las arrugas y reducir la grasa en el rostro. Por ello si quieres un ingrediente para ello, esta mascarilla de ajo podría ser para ti; lo mejor de todo es que no necesitas de los grandes millones de pesos.

Un punto muy importante que hay que resaltar y que será de gran ayuda para conocer un poco más el por qué el ajo puede ayudarnos en este aspecto, es que de acuerdo con un estudio que llevó a cabo la Universidad Estatal de Washington, el ajo tiene importantes efectos antibacterianos que harían posible el combatir trastornos cutáneos que más se suelen presentar; información Mejor con Salud.

Por si esto fuese poco, este ingrediente estrella de la mascarilla, es un gran aliado para la eliminación de células muertas para aclarar naturalmente. De igual forma este combate la dermatitis, quita granos y espinillas, es un excelente tratamiento contra los hongos. De acuerdo con el estudio que realizó la Universidad Nacional de Pusan, Corea, el ajo rejuvenece y previene las arrugas prematuras.

Preparación de la mascarilla de ajo

Como comentamos para esta mascarilla no necesitarás invertir las grandes cantidades puesto que solamente necesitarás cuatro ingredientes: Agua, dos cucharadas de aceite de oliva, dos dientes de ajo pequeños (pelados y triturados, consistencia espesa) y una cucharada de miel (opcional). Ya que lo tengas sigue lo siguiente:

En un traste agrega el ajo, el aceite (para mayor suavidad y humectación a la piel), y la miel.

Mezcla y añade agua si está muy espeso.Finalmente limpia tu rostro, aplica en la cara, cuello y escote con suaves masajes en forma circular, deja que actúe por diez minutos y enjuaga con bastante agua tibia