Solo Para Mujeres

Consejos de los CDC para evitar contagios en albercas

La cuarentena por la pandemia del COVID-19, está por dejarnos o eso se espera hacer con la nueva normalidad en México, así que pronto se podrá asistir a gimnasios, spas y diversos sitios, aunque con varias medidas de higiene, y si estás pensando en aprovechar para darte un chapuzón en alguna alberca, te damos los consejos que los Centros de Control para Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos brindan para que disfrutes de nadar mientras te cuidas del coronavirus.

Consejos para ir a albercas en plena pandemia

La pandemia del COVID-19 aún no cede, y varios países se encuentran en medio de la cuarentena, pero hay otros que ya están volviendo a la normalidad y aunque eso es esperanzador, la realidad es que aún se deben tener medidas de higiene estrictas para que el nuevo coronavirus se mantenga a raya y más cuando se compartirá un espacio reducido con varias personas, cómo lo es una alberca, pero ¿qué hacer para cuidarse?, ¿son zonas de contagio?

Es normal tener miedo de meterse a una piscina con un montón de gente, pues cómo es evidente, todo el tiempo los fluidos corporales nadan en un mismo sitio, así que solo se puede imaginar a esos lugares de una misma forma, es decir cómo “nidos de COVID-19”, sin embargo, los CDC aseguran que no hay ninguna posibilidad de que existan contagios cuando disfrutas de un chapuzón en una alberca, pero ¿por qué?

De acuerdo con los expertos de los CDC el salvador de las piscinas es el cloro y el bromuro que son algunos de los productos químicos que se usan para desinfectar el agua en las albercas, claro siempre y cuando estén bien regulados.

Además, se ha indicado en varias investigaciones que los químicos como los antes mencionados son capaces de “inactivar” los virus, aunque realmente no se sabe por cuánto tiempo, y es por ello que debes tomar en cuenta los siguientes consejos que brindan los CDC, para mantenerte a salvo del COVID-19, mientras disfrutar de un baño relajante en un jacuzzi, piscina o spa, ¡aplícalos para cuidar tu salud!

Usar estornudo de etiqueta, cubrirse la boca al toser y lavarse las manos con frecuencia.

Usar la mascarilla fuera de la alberca, más aún cuando exista aglomeración de personas, además de mantener distanciamiento.

Si se tienen síntomas de COVID-19, lo mejor es mejor quedarse en casa, luego de 14 días de cuarentena y si no existen molestias es viable retomar la idea de acudir a las albercas.

Los centros recreativos deberán tener señalamientos que promuevan el distanciamiento físico y la higiene.

Las albercas son seguras si están bien cloradas, aseguran los CDC. Foto: www.juarez.gob.mx

Las albercas son seguras si están bien cloradas, aseguran los CDC. Foto: www.juarez.gob.mx

Los centros recreativos deberán tener a la mano desinfectantes, botes de basura, toallas y jabón para las manos.

Los centros recreativos deberán tener personal enfocado en mantener el distanciamiento físico de los usuarios, además de los salvavidas.

Quienes pretendan abrir sus instalaciones recreativas, deberán asegurarse que los sistemas de agua funcionan correctamente y son seguros para los usuarios.

El personal del centro recreativos siempre deberá desinfectar vestidores, recepción y salas, toboganes, pasamanos y cualquier instalación de uso común, especialmente si es usada por niños.

Los centros recreativos deberán tener contenedores para guardar equipos desinfectado y no desinfectados.

Las toallas que se usen por los usuarios o que brinden los centros recreativos deberán lavarse a una temperatura más alta de lo habitual y se deben dejar secar completamente antes de usarse.

Si acudes a una piscina no lleves artículos que sean difíciles de desinfectar como tubos de respiración o goggles, tampoco intercambios objetos como juguetes o alimentos.