Inicio

Kim Jong-un espera que la segunda cumbre con Trump dé resultados positivos

(Servicios Combinados / Foto EFE).- Enero 10 del 2019.- El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, espera que la posible segunda reunión con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, consiga "resultados que la comunidad internacional vea con buenos ojos", informa este jueves la agencia estatal china de noticias, Xinhua.

El propio Trump ha dicho que la localización de una segunda cumbre con Kim se anunciaría pronto y un diario surcoreano apuntó el lunes a que Hanoi, la capital de Vietnam, sería el lugar inicialmente elegido.
El régimen norcoreano "seguirá siendo fiel a su postura" de desnuclearización y de resolver el problema de la península coreana "a través del diálogo y las consultas", indicó Kim, quien celebró que la situación en la zona esté "relajándose" desde el año pasado.
Asimismo, el líder del régimen mostró su expectativa de que "las partes involucradas den importancia y respondan de forma positiva a los legítimos intereses de la República Popular Democrática de Corea (RPDC, nombre oficial de Corea del Norte) e impulsen conjuntamente una solución integradora para el problema de la península coreana".
Kim realizó estas declaraciones durante su encuentro con el presidente de China, Xi Jinping, con quien se reunió anteayer, poco después de llegar en tren a Pekín en la que fue su cuarta visita en un año, que concluyó ayer.
"China espera que la RPDC y Estados Unidos pongan de su parte" para llegar a un acuerdo, afirmó Xi, quien ofreció "trabajar con la RPDC y las partes implicadas y jugar un papel positivo y constructivo para mantener la paz y la estabilidad y conseguir la desnuclearización en la península y una paz duradera en la región".
Xi indicó que el gigante asiático apoyará "las mejoras continuas en las relaciones intercoreanas" y "que la RPDC y Estados Unidos celebren cumbres en las que consigan resultados", así como "que las partes involucradas resuelvan sus preocupaciones legítimas a través del diálogo".
El mandatario chino elogió las "medidas positivas" tomadas por el Gobierno norcoreano para "mantener la paz y la estabilidad y conseguir que la desnuclearización de la península se haga realidad", y afirmó que en 2018 se hicieron "grandes progresos" en este sentido gracias al "trabajo conjunto de China, la RPDC y las partes involuctradas".
La posibilidad de "un acuerdo políticoamistoso de la cuestión de la península se enfrenta a una excepcional oportunidad histórica", según Xi, que recalcó el apoyo de China a "la fidelidad continua de la RPDC en la dirección de la desnuclearización".
Xi recordó que 2019 marca el septuagésimo aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas, y aseguró que está "dispuesto a trabajar con el Camarada Presidente (Kim) para llevar a cabo iniciativas sólidas que guíen el desarrollo futuro de las relaciones".
Por su parte, Kim aseguró: "Bajo el máximo cuidado del Camarada Secretario General (Xi), las relaciones RPDC-China fueron elevadas el año pasado hasta nuevas alturas, y se escribió un nuevo capítulo".
Según el despacho de la prensa oficial china, la reunión se produjo en un "ambiente cordial y amistoso" en el que ambos líderes "mantuvieron un profundo intercambio de puntos de vista sobre las relaciones entre China y la RPDC y sobre asuntos de interés común, alcanzando consensos importantes".
Estos acuerdos pasan por impulsar las relaciones bilaterales, "avanzar constantemente" en el proceso de conseguir un "acuerdo político amistoso" sobre la península coreana y "hacer contribuciones positivas a la paz, la estabilidad, la prosperidad y el desarrollo de la región y del mundo".
En tanto, el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, instó el jueves a Corea del Norte a dar pasos más audaces para su desarme que Estados Unidos debería recompensar, sugiriendo que quiere que se levanten las duras sanciones contra el país vecino para que Seúl pueda retomar sus proyectos de cooperación económica conjuntos.
Algunos observadores creen que cualquier alivio de las sanciones, si se produce antes de que Washington, aliado de Seúl, esté listo, podría debilitar los lazos con Estados Unidos y complicar los esfuerzos para la desnuclearización del Norte. Otros ven las palabras de Moon, un liberal que busca un compromiso profundo con Pyongyang, como un simple gesto de conciliación hacia el país.
"Mi gobierno cooperará con la comunidad internacional, incluyendo Estados Unidos, para resolver problemas abiertos como las sanciones internacionales lo antes posible" para que los dos proyectos puedan reanudarse, declaró Moon en una conferencia de prensa.
"Corea del Norte necesita (dar) pasos claros hacia la desnuclearización para que se levantes las sanciones internacionales y que Estados Unidos se dé cuenta de que se necesitan medidas recíprocas para igualar esos pasos norcoreanos hacia la desnuclearización", apuntó Moon.