Gibrán Ramírez anuncia apoyo a Mario Delgado por dirigencia de Morena

CIUDAD DE MÉXICO.- Octubre 16 del 2020.-(Exonline/XIMENA MEJIA).-El exaspirante a la dirigencia nacional de Morena, Gibrán Ramírez, anunció su decisión de sumarse al apoyo de Mario Delgado Carrillo, para la presidencia del partido.

Gibrán Ramírez dijo coincidir con Delgado Carrillo en la necesidad de unir al movimiento para comenzar la organización de cara a las elecciones de 2021.

Acompañado por Mario Delgado Carrillo, Gibrán Ramírez dijo que aunque hay discrepancias y diferencias es tiempo de privilegiar la unidad, por lo que se hizo circular un acuerdo que consta de diez puntos a toda la militancia.

Hicimos un llamado público, entablamos un diálogo con Mario Delgado. Hay desde luego diferencia y discrepancias políticas, hay críticas que se ha hecho durante la campaña, pero en este momento es tiempo de privilegiar la unidad y la construcción del futuro. Lo peor que podría pasarle al partido es seguir en la parálisis”,declaró.

Mario Delgado agradeció el respaldo de Gibrán Ramírez y su aportación para que Morena siga siendo un motor de la transformación.

Hemos coincidido en que se pueden tener diferencias, pero podemos tener una convivencia fraterna, porque no estamos en la disputa de los cargos, estamos en algo mucho más grande, estamos persiguiendo el ideal de la transformación.

El coordinador de los diputados morenistas señaló la necesidad de adecuar al partido a la nueva realidad política y ponerlo en forma para enfrentar el reto que viene.

Dijo que el activismo político, la acción permanente, el movimiento con la gente es lo que detona el cambio de la conciencia, “es lo que hace despertar al pueblo de México y es lo que tenemos que recuperar de inmediato en Morena rumbo al 21”.

Delgado y Ramírez enunciaron los cinco principales compromisos que asumiría la nueva dirigencia que consisten en: la generación de un departamento de encuestas sólido y científico; el observatorio de cargos electos de Morena y su congruencia con el programa y los principios de la Cuarta Transformación; reconocer a las mujeres en espacios de representación política; una coordinación nacional de alcaldías y presidencias municipales y el fortalecimiento de la formación política en todo el país.