Nacionales

95 años de Ford en México, orgullo nacional

CIUDAD DE MÉXICO.- Junio 29 del 2020.-(Exonline/PABLO MONROY).-El 23 de junio de 1925 Ford comenzó a escribir su historia en nuestro país, creando un vínculo con los mexicanos que, a lo largo de 95 años, se ha hecho más fuerte, no sólo por la calidad y durabilidad de sus productos, o por modelos tan emblemáticos e históricos que rodaron por nuestras calles en diferentes épocas, sino por las miles de historias que como mexicanos hemos vivido y recordado con nostalgia y cariño a bordo de un Ford.

Y es que, quién no recuerda a los enormes Galaxie o los imponentes Grand Marquis circulando en nuestras vialidades, del Cougar, el Topaz, el Taurus del vecino, del Fiesta del amigo de la universidad o del Focus de tu papá, recién llegado en los 90.

De aquellas primeras oficinas ubicadas en la avenida Bucareli 13, en el edificio Palavicini, en la zona centro de la Ciudad de México, hoy en día podemos hablar de una compañía con raíces muy profundas en México, con plantilla laboral de 10,197 empleados en sus diversas instalaciones en nuestro país, un centro de ingeniería que actualmente cuenta con dos mil ingenieros, plantas de ensamble en cuatro estados de la República Mexicana y una red de distribuidores muy sólida establecida a lo largo y ancho de nuestro territorio, integrada por 99 concesionarios.

Pero también se trata de una compañía que nunca ha dejado el lado humano y recientemente lo ha demostrado, pues ante la emergencia sanitaria provocada por el nuevo coronavirus en México, el cual paralizó sus plantas de producción, tomaron la decisión de fabricar cerca de 100 mil escudos faciales para el personal médico, en su complejo industrial de Chihuahua, así como la entrega de despensas y alimentos en el municipio de Cuautitlán, en el Estado de México, y otras localidades.

Hoy Ford de México es más que una historia de éxito en nuestro territorio, pues en la actualidad no sólo se trata de seguir ofreciendo vehículos innovadores, tecnológicos, seguros y eficientes, o de mantener con vida a verdaderas leyendas como el Mustang, los poderosos Shelby, la pick up F-150 o el mítico Ford GT, sino de mirar hacia el futuro y ofrecer nuevas soluciones de movilidad.

En ese tenor, y de cara al futuro, recientemente la firma del óvalo azul firmó una serie de acuerdos para el desarrollo conjunto de vehículos comerciales eléctricos y de conducción autónoma que iniciarán a partir de 2022, un hecho que se suma al proyecto de construir la versión eléctrica de la Ford Transit para el mismo año y que la firma de Detroit ya había anunciado con anterioridad.

A corto plazo, Ford está por incursionar en la movilidad cien por ciento eléctrica recreativa con el Mach E, su primer vehículo impulsado con esta tecnología y con esta clara orientación deportiva, el cual será producido orgullosamente en nuestro país a partir de septiembre de este año, en la planta de Cuautitlán, convirtiéndose en el primer vehículo eléctrico hecho en México.

Un vehículo cuya tecnología permitirá ofrecer a sus clientes una nueva experiencia de manejo con electricidad, el cual estará equipado con dos opciones de batería, estándar y de alcance extendido, y cuya fuerza motriz llegará a las cuatro ruedas o únicamente a las traseras.

Pero también nos han sorprendido con la creación y desarrollo de programas y proyectos para mejorar la movilidad en las grandes ciudades, como el City:One Challenge, que en México concentró a muchas empresas y startups de movilidad donde se reunieron más de 300 propuestas para mejorarla en la periferia de la ciudad, la última milla del trayecto, convirtiéndose en el país con mayor participación, en donde el Trici-Taxi eléctrico se posicionó como el prototipo ganador.

Además, Ford ha adquirido distintas compañías como Spin, la empresa de scooters eléctricos, con el objetivo de proveer soluciones movilidad innovadoras, y Quantum Signal para acelerar el desarrollo de las tecnologías de conducción autónoma, así como alianzas con Uber, Lyft y Amazon para compartir datos y mejorar la movilidad inteligente.

Y si de seguridad se trata, Ford no sólo ha incorporado los sistemas más avanzados para salvaguardar la integridad de los ocupantes en caso de un accidente en alguno de sus autos, sino que ha buscado la forma de reducir los accidentes entre los jóvenes conductores de México y el mundo dando a conocer los riesgos y distracciones al volante mediante escenas de riesgo simuladas y controladas, a través del programa teórico-práctico de manejo seguro con pilotos profesionales: Ford Driving Skills for Life México y con pilotos experimentados.

Definitivamente un legado del que Henry Ford, sin duda, estaría muy orgulloso ¡Felices 95 años Ford de México!