Australia prepara un exterminio de gatos para proteger su fauna nativa

Melbourne.-Enero 17 del 2021.-(Agencias  / Foto especial).- Las autoridades australianas han tenido que recurrir a tácticas cada vez más insólitas para eliminar su problema felino. En las últimas semanas, avionetas han dejado caer salchichas envenenadas para matar a miles de gatos.

Se supone que las salchichas no son consumidas por otras especies, únicamente por los gatos ferales. En cuestión de quince minutos, el veneno hace efecto y el animal cae muerto.

Pero ¿por qué Australia está exterminando a sus gatos?

Desde 1978 los gatos han colonizado Australia. Un aumento de población que ha puesto en jaque a algunas especies al ser devoradas como alimento, una situación grave considerando que dicho país tiene una alta tasa de fauna indómita.

Por eso es que a la fecha las autoridades decidieron tomar una medida drástica y polémica, la cual se había ejecutado en 2015: el sacrificio de cientos de gatos, según los datos que entrega Nationa Geographic.

Desde esa fecha a 2014 se lograron eliminar 844 mil felinos ferales, utilizando cazadores y trampas para los gatos vagabundos.

Gatos vs reptiles

Las autoridades australianas adoptarían nuevamente esta decisión ya que el mayor problema está en los cerca de 20 millones de gatos ferales que se expanden por los diversos ecosistemas locales.

Una población que, según un estudio de Wildlife Research, señala que los gatos ferales son culpables de la muerte de un millón de reptiles diarios en Australia, donde el 89 por ciento de ellos son endémicos.

Sus características y comportamiento también les permiten cazar aves y mamíferos pequeños.

Por eso es que es imperante controlar la población de gatos vagabundos para no tener en riesgo de extinción a la fauna nativa.

Al inicio del programa, personalidades del espectáculo y defensores de animales criticaron la decisión del gobierno australiano, pero la gran mayoría estas voces de protesta eran extranjeras. Para la gente de Australia, era más importante defender a la vida silvestre que la daba su identidad al país.

En lo que respecta a grupos ambientalistas locales, éstos aplauden las medidas de exterminio de especies invasoras, pero también advierten que el verdadero peligro a los ecosistemas locales sigue siendo el avance de la actividad humana sobre la destrucción de los hábitats.