Internacionales

La NASA publica fotos satélites que muestran los daños del intenso incendio en Australia

Sídney - Enero 18 del 2020.-(Fotos AP).-Fuertes precipitaciones cayeron ayer en Australia, dando así un respiro a los exhaustos bomberos que luchan contra los incendios que han devastado el sudeste del país. Sin embargo, una treintena de incendios siguen fuera de control en Nueva Gales del Sur y otras decenas de fuegos también estaban activos en el vecino estado de Victoria.

La catástrofe originada por el avance de las llamas queda en evidencia en estas imágenes compartidas por la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) en los últimos meses. Las fotos, tomadas desde el espacio, muestran los daños que vienen causando los incendios, sin precedentes en su escala y duración, y que ya deja 28 muertos y miles de casas destruidas.

  1. Incendios arrasan isla Canguro

“El Operational Land Imager (OLI) en Landsat 8 adquirió observaciones en color natural de tierra quemada y humo espeso que cubrían la Isla Canguro de Australia”, asegura la NASA sobre esta imagen. La isla, un santuario único de flora y fauna similar a las Galápagos, ha sido gravemente afectada por los incendios en Australia que mataron a más de 1,000 millones de animales desde septiembre, según estimaciones científicas.

  1. La actividad explosiva de los incendios

Durante la primera de este año, NASA detectó una cantidad extraordinaria de humo inyectado en la atmósfera a consecuencia de los incendios. La sonda Calipso captó columnas de humo que alcanzan los 17.7 km verticalmente en la estratósfera. Esto generó que se produzcan de manera inusual los eventos denominados pirocumulonimbos (pyrCbs), es decir tormentas eléctricas inducidas por los incendios.

  1. El sudeste de Australia envuelto en humo

Los pronosticadores habían indicado que el sureste de Australia iba a tener condiciones extremas para el fin de semana del 4 al 5 de enero, y así sucedió. “El humo tiene un color tostado, mientras que las nubes son de color blanco brillante”, precisa la NASA sobre la imagen.Sin embargo, este problema va más allá de un solo fin de semana. La crisis está lejos de haber terminado, ya que febrero y marzo suelen ser los meses más calurosos en Australia.

  1. Mantas de humo

Los incendios se complicaron aún más la última semana de diciembre y la primera de enero. Los habitantes manifestaron a los medios de comunicación que los días parecían de noche cuando el humo espeso tomaba el cielo.

Desde septiembre, casi 3.000 viviendas fueron destruidas y una superficie de 100.000 kilómetros cuadrados (mayor que la superficie de Portugal) se ha esfumado.

  1. Identificar el problema y analizarlo

Hace 20 años la NASA comenzó con una nueva era en el estudio del planeta con el satélite Terra. “La misión de Terra, y del programa EOS en su conjunto, es realizar mediciones globales simultáneas de la atmósfera, la tierra, la biósfera y los océanos para comprender cómo interactúan e influyen entre sí”, aseguró la NASA.

Por ello, se han tomado diversas imágenes que representan la compleja temporada de incendios en Australia.

  1. Humo australiano cruzando los océanos

Los incendios han hecho que su humo ascienda a la atmósfera de toda la Tierra. Incluso, los satélites han detectado aerosoles y cientos de contaminantes que han cruzado el océano Pacífico y se mueven de manera vertiginosa.

Según dice la NASA, las columnas de humo de los incendios “han aumentado hasta 12 a 13 kilómetros en la atmósfera”, una dimensión inusualmente alta para los incendios forestales.

  1. Daños a los bosques australianos

Más de 100 voraces incendios estaban activos en diciembre causando daños considerables a los bosques australianos y dificultando la labor de los bomberos para sofocarlos. “Los incendios han sido particularmente dañinos para los bosques y bosques de eucaliptos, que prosperan en áreas de suelo relativamente seco y pobre en nutrientes”, dijo la NASA.

  1. Incendios siguen en Nueva Gales del Sur

La temporada de incendios en Australia se vio agravada por el clima particularmente caluroso y la ausencia de lluvia en los últimos meses sobre esta inmensa isla-continente, debido al cambio climático.

Ayer  viernes, las más intensas lluvias en diez años cayeron en algunas de las regiones situadas cerca de los incendios más importantes, una “excelente noticia” según el servicio rural de lucha contra los incendios de Nueva Gales del sur. Sin embargo, muchos siguen fuera de control.

  1. Sequía que preocupa

“Las condiciones durante todo el año han sido bastante cálidas y secas en gran parte de la nación. Con algunas áreas que enfrentan escasez de agua, y con fuertes vientos avivando las llamas”, señaló la NASA.

Es decir, los bosques y las zonas agrícolas ya sufrían de una sequía prolongada, lo que creó condiciones perfectas para la propagación de las llamas. Por el momento, esta es una de las preocupación que desesperan y exacerban a los australianos.

  1. Incendios en la Australia occidental

“El 5 de noviembre de 2019, el Operational Land Imager (OLI) adquirió esta imagen de color natural de fuego y humo en el sur de Australia Occidental”, confirmó la NASA.

Las llamas se evidenciaron en la región de Goldfields, a unos 200 kilómetros al noreste de Norseman.