Irán reconoce que derribó "sin querer" el avión de pasajeros ucraniano

Teherán -Enero 11 del 2020.-(AP).- Irán anunció este  sábado que su ejército derribó “involuntariamente” un avión de pasajeros ucraniano, lo que causó la muerte de las 176 personas que viajaban en él, después de que el gobierno había rechazado repetidamente las acusaciones occidentales de que era el responsable.

La aeronave fue derribada al comenzar el miércoles, horas después de que Irán lanzara un ataque con misiles balísticos a dos bases en Irak en las que había militares estadounidenses estacionados, en represalia por el asesinato del general iraní Qassem Soleimani en un ataque de un dron estadounidense en Bagdad. Nadie resultó herido en el ataque a las bases.

En un comunicado publicado por la prensa estatal, el ejército indicó que el jet fue confundido con un “blanco hostil” después de que giró hacia un “centro militar delicado” de la Guardia Revolucionaria. El ejército estaba en su “nivel más elevado de alerta”, señaló, en unos días de intensas tensiones con Estados Unidos.

“En condiciones así, debido a un error humano y en forma involuntaria, el proyectil alcanzó el vuelo”, se afirma en el texto. Se disculpó por el desastre y dijo que mejoraría sus sistemas para prevenir que ocurran esos “errores” en el futuro.

Señaló también que los responsables del ataque al jet de pasajeros serían enjuiciados.

El avión, un Boeing 737 operado por Ukrainian International Airlines, cayó en las afueras de Teherán poco después de despegar del Aeropuerto Internacional Imán Khomeini.

176 personas murieron cuando un Boeing 737 cayó cerca de Teherán. Canadá y Reino Unido denuncian que la aeronave ucraniana fue derribada por un misil iraní.

Irán había negado por varios días que un misil fuera la causa del siniestro. Pero Estados Unidos y Canadá, con base en información de inteligencia, dijeron que creían que Teherán había derribado la aeronave.

El avión, que se dirigía a la capital ucraniana de Kiev, llevaba a 167 pasajeros y a nueve tripulantes de varios países, incluyendo 82 iraníes, al menos 57 canadienses y 11 ucranianos, de acuerdo con autoridades. Horas antes el gobierno canadiense redujo su cifra de compatriotas fallecidos, que originalmente dijo eran 63.