Lun02182019

Last updateMar, 19 Feb 2019 1am

Evite que su perro mordisquee los muebles

(Agencias).-A los cachorros, como pequeños seres en crecimiento que son, les da estrés y picazón su dentición, de modo que suelen morder todo lo que encuentran a su paso porque eso les genera placer.

Sin embargo, entre los primeros objetos que pagan las consecuencias destacan los muebles, así que a continuación le brindamos algunos consejos para evitar que su amiguito de cuatro patas deshaga el mobiliario o se entretenga con los zapatos, calcetines, juguetes, cables, sillas, mesas... ¡A veces arrasan con todo!
Como mencionamos, cuando el perro es pequeño, siente dolor al crecerle los colmillos y encuentra un alivio a través de las mordidas; luego, cuando ya está un poco más crecido, desea afilarse los incisivos. El comportamiento también puede deberse a que está haciendo "reconocimiento" de la casa durante los primeros días de llegar a su nuevo hogar, que está aburrido o que quiere llamar la atención. Por supuesto, hay casos de hiperactividad, ansiedad o estrés en perros que no salen a la calle, no juegan o se quedan muchas horas solos.
La falta de ejercicio hace mella en los animales de una manera que no puede ni imaginarse, por eso si el can está todo el día encerrado en un piso donde lo máximo que camina son 10 pasos para comer o dormir, toda la energía acumulada debe salir por algún sitio. ¿Qué hace entonces? ¡Muerde todo lo que encuentra!
Pero tenga presente que no es bueno castigarlo cuando lo encuentre masticando los muebles o se da cuenta de que la pata de la cama tiene dientes marcados, porque él no entenderá que eso está mal, ya que se trata de una reacción a un problema interno.
En otras palabras, usted perderá su tiempo gritándole o enojándose con él. Mejor debería comprender y analizar por qué está actuando de esa manera para ayudarle a cambiar. Ponga en práctica estos consejos:
Primero, preste mucha atención a las señales que le da el animal y analice qué podría estar causando su reacción. Tenga presente que todo repercutirá en su comportamiento: si lo está dejando demasiado tiempo solo, si no lo saca de paseo, si necesita más espacio, si presiente problemas en el hogar, etc.
Segundo, los cachorros sufren, al igual que los bebés, cuando están saliendo sus dientes, por lo tanto, necesitan un juguete especial para aliviarse.
Existen mordedores para perros con o sin ruido, con luces, de diferentes tamaños y formas. La idea es que llamen la atención del can para que así no quiera seguir mordiendo sus muebles. No es preciso que sea un juguete especial para esa etapa de la vida, sino que puede ser cualquiera de los que venden en las tiendas para perros. Lo importante es que sirva de reemplazo a la manía de morder lo que no debe.
Como tercer punto, llévelo de paseo, pues se trata de una actividad que tiene beneficios para ambos. Usted hará ejercicio, él también; además, se despejará de la rutina y él no morderá sus cosas. Parece un excelente plan, con el que todos salen ganando.
No olvide que el animal necesita quemar energías de alguna manera; con un paseo diario de 10 minutos quizás sea suficiente. Por supuesto que puede agregar otras actividades, como jugar en el parque, lanzarle la pelota o que interactúe con otros perros.
Cuarto, haga la casa "a prueba de perros", si su mascota muerde cosas de la casa, existen materiales que no es posible "comerse" tan fácilmente. No deje abierta la puerta de su habitación cuando se vaya a trabajar, así evita la tentación que su mascota tenga de entrar y hacer destrozos.
Algunas personas ponen vinagre en todos sus muebles usando un rociador para que el can ni se acerque. Incluso existen espráis específicos para prevenir que los animales quieran llevarse algo al hocico.
En definitiva, más allá de las medidas preventivas que pueda adoptar, lo principal es solucionar ese problema que afecta a su mascota. Comparta tiempo con él, analice su conducta y diviértanse juntos para hacerle olvidar esta manía tan dañina para su hogar.

www.presenciaenpuebla.com.mx

Oficinas: Pirv 6 A Oriente 2804-1 Col. Santa Bárbara Norte

C.P. 72380 Puebla, Pue.

Correos: presenciaeditorialara@yahoo.com.mx

presenciaedittorialara@hotmail.com

Tel. (222) 2 34 19 11