Vie08172018

Last updateVie, 17 Ago 2018 1am

Los 10 mandamientos de una barba perfecta

Entre dejarse crecer la barba por gusto y hacerlo simplemente por no afeitarse existen muchas diferencias. La primera y principal, el cuidado de la misma. Quienes sienten verdadera pereza ante el ritual del rasurado tampoco comparten las ganas por dar a la barba los mimos que merece, pero lo cierto es que son absolutamente imprescindibles un mínimo de atenciones si el objetivo es que ésta luzca impecable y que la piel que se esconde bajo el vello no sufra.

Si eres de los que les gusta ocultar su rostro bajo el vello o te estás planteando entrar en el club, estos consejos podrán ayudarte a decidirte y seguir los pasos necesarios para hacerlo:
1. La forma de tu cara manda
Dejarse barba o no dejársela, esa es la cuestión. Tu rostro determinará cómo puedes jugar con los volúmenes con acierto. Si es de forma ovalada, cualquiera de las variantes de la barba te sentará bien; algo que no ocurrirá si es redonda o cuadrada, en cuyo caso deberás optar por acortar los lados y alargar la zona del mentón tipo perilla. Para rostros triangulares el vello deberá ser mayor en los laterales que en razona de debajo para conseguir un efecto de equilibrio.
2. El secreto de la barba de tres días
Según un estudio elaborado por Philips, éste es el tipo de 'grooming' favorito de los españoles porque, dicen, es el único que sienta bien a todos los hombres. Sea o no así, lo cierto es que también requiere de un ritual si se quiere lucir con estilo. Lo aconsejable es dejar crecer el pelo durante más días para poder afeitar y perfilar después cuello y mejillas con la forma que desees. Luego solo tendrás que ir recortando para que quede bien definida.
3. Cuestión de método
¿Tradicional o eléctrica? Aquí dependerá de destreza y la sensibilidad de la piel de cada uno. En el caso de la cuchilla, los expertos recomiendan mojar una toalla con agua caliente, escurrirla y posarla sobre el rostro unos minutos para abrir los poros. Después, pasar la cuchilla con cuidado y aclarar la cara con agua fría para dar sensación de alivio. Si prefieres la maquinilla, has de saber que no conseguirás un resultado tan apurado pero ganarás en tiempo. Recuerda manejarla en círculos y no de arriba a abajo como la cuchilla. Prueba a combinar ambas para sacar el mejor rendimiento a cada una.
4. Limpieza ante todo
No importa la longitud ni el espesor, sean cuales sean las características de tu barba hay que hacer por tenerla siempre limpia. Aunque puedes hacerlo solo con agua, es recomendable utilizar al menos dos días por semana un champú específico para el vello facial (nunca el mismo que utilizas para la cabeza) o un limpiador que prevenga el picor y la deshidratación de la piel.
5. No al exceso de humedad
Una vez lavada, debes secarla bien. Con la ayuda de una toalla, da pequeños toques de forma suave, sin frotar, para evitar que el pelo se caiga o rompa. También puedes recurrir al secador para evitar que se quede demasiado húmeda.
6. Hidratación y brillo
Al igual que en el cabello, es bueno aplicarse aceites, fluidos o cremas especiales después del lavado e incluso una mascarilla una vez a la semana. De este modo, tu barba se mostrará más nutrida, brillante y exenta de picores.
7. Sí, la barba también se peina
No dejes que unos pelos sueltos o enredados den la sensación de descuidado. Dependerá de su longitud el que tengas que hacerlo con un peine de púas juntas o con uno más grueso o incluso un cepillo especial si presumes de barba frondosa para evitar tirones.
8. Cuidado con el acné
Esta enfermedad de la piel no es exclusiva de la adolescencia sino que en muchos casos se manifiesta también en los adultos. Los granitos suelen tener una gran presencia en las mejillas por lo que debes tener especial cuidado si te dejas crecer el vello en esa zona. Pero, ojo porque otras veces esos rojetes pueden ser simplemente infección de los folículos pilosos. En cualquier caso, es imprescindible prestar aún más atención a la limpieza del rostro para evitar más infecciones y dejarse barba puede ser una buena solución no solo para disimular los granos sino para evitar que aparezcan más tras el afeitado.
9. Cuando las canas llegan para quedarse
Con la aparición de los primeros pelos blancos en tu barba se plantean dos alternativas: puedes cubrirlas con tinte o baño de color del mismo tono de tu vello para que quede lo más natural posible o dejar que ese tono grisáceo invada todo y presumir de ello. Si te decantas por la segunda opción, debes preocuparte de que esos mechones de textura más áspera y gruesa estén perfectamente recortados al igual que el resto para que no acaparen más protagonismo del necesario.
10. Déjate mimar
Como en todo, lo mejor es acudir a los expertos y su saber hacer. Las barberías te ayudarán en el arte del afeitado y sus correspondientes cuidados. Aquí tienes algunas de las más exclusivas seleccionadas para ti por toda España.

www.presenciaenpuebla.com.mx

Oficinas: Pirv 6 Oriente 2804-1 Col. Santa Bárbara Norte

C.P. 72380 Puebla, Pue.

Correos: presenciaeditorialara@yahoo.com.mx

presenciaedittorialara@hotmail.com

Tel. (222) 2 34 19 11