Té de canela para reducir la glucosa y el colesterol

La canela cuenta con propiedades calmantes, antivirales, antibacterianas y antifúngicas, gracias a sus aceites esenciales llamados cinamaldehído; ayuda a reducir cólicos menstruales y tiene efectos desinflamatorios. Además, esta especia es rica en antioxidantes y contiene propiedades prebióticas que ayudan a mejorar la salud intestinal.

Sin embargo, uno de los beneficios más sorprendentes de la canela, es que ayuda a controlar los niveles de glucosa en la sangre, así como el colesterol que tantas enfermedades provoca.

De hecho, según una investigación publicada por la revista especializada Diabetes Care, los efectos de la canela para este fin, fueron comprobados mediante un estudio en el que 60 personas con diabetes tipo 2, consumió entre 1 y 6 gramos de canela todos los días.

Al cabo de 40 días, todos presentaron menores niveles de glucosa, triglicéridos y colesterolen la sangre. Tal fue el efecto que la canela en los voluntarios que, en promedio, bajaron de 29% a sólo 18% la concentración de azúcar en el torrente sanguíneo, mientras el colesterol bajó de 27% a 7%.

Esto se explicaría debido a que la canela actúa de manera similar a la insulina, sacando a la glucosa de la sangre para enviarla hacia el interior de las células, según un artículo del Journal of the American College of Nutrition. Además de que, claro, esta especia ayuda a potencializar la efectividad de la insulina que producimos de manera natural.

Así que si quieres gozar de todos estos beneficios, puedes preparar un delicioso té de canela. Te tomará sólo 10 minutos pero valdrán completamente la pena.

Ingredientes

Una varita de canela

Miel al gusto

1 taza de agua

¿Cómo se hace el té de canela natural?

Pon a hervir el agua y cuando esté lista, agrega la canela y déjala reposar durante 10 minutos.

De preferencia tapa la taza o pocillo en la que se encuentre el té de canela para que conserve el calor.

Cuando haya transcurrido ese tiempo, la bebida deberá lucir de un tono rojizo a café. Es entonces cuando deberás retirar la ramita de canela y endulzar con un poquito de miel.

Es importante recalcar que, de acuerdo con la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, lo recomendable es no consumir más de 5 gramos de canela al día pues, en exceso, podría provocarte daños en el hígado.