Cómo mejorar la protección de tu cubrebocas KN95: Tips de doctor

(Escrito por Alejandra Chavarria).-Para aquellas personas que procuran su seguridad y salud en estos tiempos de pandemia se ha convertido en una necesidad importante el hecho de buscar toda clase de protecciones para evitar un contagio de coronavirus; desde una mascarilla de tela, caretas, aislantes e incluso han invertido una cantidad de dinero importante para comprar cubrebocas KN95.

Aunque antes de que comenzara la crisis sanitaria por COVID-19 este tipo de insumos sanitarios tenían un precio razonable y bastante económico, la demanda y al mismo tiempo la carencia de estos productos hicieron que el precio se elevara de forma alarmante. La primeras semanas del brote en México algunas llegaron a costar hasta 250 pesos.

Por eso, la compra de un cubrebocas KN95 resulta una inversión bastante fuerte para cientos de familias mexicanas que buscan protegerse y proteger. En un primer momento se indicó que estas no deberían usarse más de ocho horas continuas y después de ello era necesario tirarlas a la basura como residuo especial.

Posteriormente, los más osados comenzaron a rociar sus mascarillas con toda clase de desinfectantes -pero esto es un error que no hay que seguir cometiendo-. Ahora que ya pasaron doce meses desde el primer caso, los doctores comparten algunas recomendaciones para la población de a pie que necesita cuidar al máximo su economía.

En Twitter, la doctora Ana María, como divulgadora de la ciencia, decidió compartir algunos conocimientos que ha adquirido con respecto al adecuado uso y mantenimiento de loscubrebocas KN95.

Así puedes prolongar la vida útil de tus mascarillas KN95

Para empezar, la odontóloga egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México y Técnica en Urgencias Médicas de la Cruz Roja indicó que hay que verificar que todo el tiempo tienes bien colocado y ajustado este cubrebocas.

La parte superior siempre debe estar bien adherida a la nariz, evitando dejar espacios a través de los cuales es probable que se filtren los aerosoles. La doctora explica que con la varilla superior se debe ajustar adecuadamente al tabique de la nariz para sellar de forma efectiva.

También es adecuado conseguir algún sujetador de mascarilla para evitar que se caiga o se vaya deslizando con el paso del tiempo; posteriormente hay que verificar un correcto sellado ya que al inhalar y exhalar el cubrebocas debe colapsarse correctamente como si fuera un pulmón.

 

¿Pero cómo hago para que me dure más tiempo?

Para prolongar la vida útil, la experta compartió que: “Se puede combinar con un cubrebocas de tela tres capas o uno quirúrgico, siempre y cuando vaya por encima del KN95, no por debajo, ya que afectaría el sellado”.

También destacó que en caso de uso moderado puede durar de 40 a 72 horas sin necesitar alguna clase de cuidado especial. Además indicó que nunca debes lavar o rociar con desinfectante los cubrebocas KN95 porque esto hace que pierdan su efectividad; en su lugar comparte otra recomendación mucho más adecuada:

“Se puede rotar su uso, por ejemplo, tener 5 y usar una cada día de la semana, y guardarlas en bolsas de papel estraza”, añadió como método para garantizar que un cubrebocas de uso moderado pueda utilizarse de 5 a 7 veces más que solo una puesta.