Cómo corregir a un adolescente rebelde y contestón según la psicología

(Escrito por Alejandra Chavarria ).-Uno de los momentos más complicados para muchos padres es cuando se acaba la infancia y el crecimiento de los hijos se manifiesta de otras formas; por ello, dentro de los consejos para padres te daremos algunos tips para enfrentar esta transición.

Tratar con un adolescente rebelde, contestón y agresivo puede ser demasiado agotador para la dinámica familiar e incluso puede llegar a causar problemas a largo plazo.

La psicología cuenta con técnicas y alternativas que te evitarán la pena de pasar por estos momentos de tensión con tus hijos. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, definen a esta etapa como un “periodo de crecimiento y desarrollo humano que ocurre entre los 10 y los 19 años”; por lo que al menos durante casi una década tendrás a un hijo en la fase de la adolescencia.

“La adolescencia es un periodo de preparación para la edad adulta durante el cual se producen varias experiencias de desarrollo de suma importancia. Más allá de la maduración física y sexual, esas experiencias incluyen la transición hacia la independencia social y económica, el desarrollo de la identidad, la adquisición de las aptitudes necesarias para establecer relaciones de adulto y asumir funciones adultas y la capacidad de razonamiento abstracto”, explica la OMS.

Precisamente dentro de ese mismo razonamiento, es importante saber cómo frenar a un adolescente rebelde que comienza a hacerse contestón; esto para promover un desarrollo saludable y una interacción familiar mucho más adecuada que no repercuta en otras esferas de su crecimiento.

Así es como evitarás las discusiones con un adolescente contestón

De acuerdo con los terapeutas, el primer paso es comprender qué pasa con los hijos; principalmente si se dio un cambio radical de la noche a la mañana. ¿Pasaron de ser atentos y respetuosos a una madeja de furia y nervios? ¿Hay algún factor de tensión como una separación? ¿Existe demasiada presión escolar en este momento?

La comunicación con un adolescente rebelde puede parecer imposible, pero es fundamental para entender qué es lo que está pasando por esas locas mentes que se encuentran en una importante transición. De forma directa o indirecta los padres que logran comunicarse con sus hijos saben más sobre sus gustos, pasatiempos, amigos e incluso sobre los posibles problemas escolares.

Para que tus hijos no sobrepasen los límites del respeto, te recomendamos algunos básicos a considerar cuando se trata de tomar medidas ante un adolescente que se ha comportado de forma grosera o errática.

Estos son algunos efectivos consejos para lidiar con un adolescente rebelde

El primer paso que debes emprender para evitar este tipo de malas respuestas es poner límites; establece qué es lo que permitirás y qué no. Como madre y padre mereces respeto, estas reglas te ayudarán a mantener una buena relación.

En caso de incurrir en las contestaciones o acciones que no están consideradas como “permitidas” podrías optar por imponer un castigo.

Explica a tu hijo -antes de perder los estribos- que las faltas de respeto dificultan el entendimiento y es complicado hablar con tranquilidad.

Tratar a tus hijos con tolerancia, paciencia y respeto sentará las bases para que ellos hagan lo mismo contigo; lo fundamental es tender puentes de comunicación.

A pesar de todo, un adolescente rebelde solo es una etapa, lo más importante es salir adelante juntos como familia.