Oxigenoterapia: 6 cuidados a tomar en cuenta si tienes un tanque de oxígeno en casa

(POR: SALUD180.COM)

A estas alturas de la pandemia por covid-19, sabemos que la oxigenoterapia es indispensable para los pacientes que presentan dificultad para respirar, sobre todo, si sus niveles de oxígeno en la sangre son más bajos de lo normal, pero, ¿qué es la oxigenoterapia? 6 cuidados que debes tomar en cuenta si tienes un tanque de oxígeno en casa.

¿Qué es la oxigenoterapia?

La terapia con oxígeno, es un tratamiento en el que se administra oxígeno en concentraciones elevadas para prevenir o tratar la hipoxia, es decir, la deficiencia de oxígeno en la sangre, las células y los tejidos del cuerpo, describe la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Por otra parte, aunque principalmente se indica para tratar la insuficiencia respiratoria crónica, también puede prescribirse contra las complicaciones de covid-19, ataque grave de asma, apnea del sueño, insuficiencia cardiaca en etapa avanzada, neumonía, EPOC o fibrosis quística.

También te puede interesar: 5 formas de elevar tus niveles de oxígeno en la sangre (evita daño celular)

La oxigenoterapia se puede obtener en un hospital, pero incluso la podemos aplicar en el hogar en caso de ser recomendada por un especialista de la salud, la cual puede emplearse a través de tanques de oxígeno líquido/gaseoso o mediante un concentrador de oxígeno.

Si tienes a un familiar en casa que necesite oxigenoterapia, existen algunos cuidados que debes tomar en cuenta, sobre todo con el tanque de oxígeno.

Cuidados para evitar un incendio en casa si tienes un tanque de oxígeno

Aunque este tratamiento es muy eficiente para los pacientes, contar con un tanque de oxígeno en casa puede representar un riesgo de incendio si no sabes cómo utilizarlo, sigue las siguientes medidas para evitarlo.

No fumar dentro de la casa

No dejes el tanque de oxígeno prendido cuando no lo estés utilizando

No utilices electrodomésticos cerca de donde se esté recibiendo oxígeno, ya que podrían provocar chispas que causen un incendio

No utilices productos inflamables cerca de un tanque de oxígeno 

Si necesitas llevar a tu paciente a un hospital, nunca metas el tanque de oxígeno a la cajuela

Si tienes un tanque de oxígeno en casa asegúrate que se mantenga en una posición vertical, ya que si se cae y al ser un depósito de oxígeno gaseoso o líquido podría salir disparado y lastimar a alguien.

¿Cómo usar correctamente un tanque de oxígeno por primera vez?

Lávate las manos perfectamente.

Retira la cinta plástica (blanca o azul) de la parte superior del tanque, también quita la junta de seguridad y deséchala.

Para purgar la conexión del tanque: mueve la punta de salida del oxígeno hacia el lado opuesto de donde haya gente.

Conecta la llave a la válvula que se encuentra en la parte superior del tanque.

Gira la válvula hacia la izquierda (en el sentido contrario a las agujas del reloj). Si oyes un ruido de escape, significa que el oxígeno gaseoso está saliendo de la botella.

Cierre la válvula girándola hacia la derecha, pero no la ajustes demasiado.

Siempre verifica que la válvula, el regulador y la arandela selladora no tengan nada de aceite ni grasa, pues podría causar un incendio.

Coloque la arandela selladora y el regulador en el tanque.

Verifica que las tres clavijas del regulador estén alineadas con los tres agujeros de la botella.

Cierre la rosca en forma de “t” para conectar el regulador a la botella.

Lentamente, dale una vuelta completa a la válvula utilizando la llave (en el sentido contrario a las agujas del reloj) para abrir el flujo de oxígeno.

Si oyes un ruido de escape fuerte, significa que hay una pérdida. Gira la llave en sentido de las agujas del reloj inmediatamente para volver a cerrarla y llama inmediatamente a tu proveedor.

Revisa el medidor de presión y conecta el tubo al enchufe del regulador.

Gira la perilla del caudalímetro hasta la marca de litros por minuto que le haya indicado tu médico.

 Ahora que ya sabes qué es la oxigenoterapia y cuáles son las medidas que debes tomar en cuenta si tienes un tanque de oxígeno en casa, no lo tomes a la ligera y cuida a tu familia.