De todo y para todos

Ochos consejos para lidiar con los berrinches de tus hijos en cuarentena

(EFE).-La necesidad de permanecer en las casas por la pandemia está ocasionando aburrimiento y berrinches en los niños, y la pediatra Katherine Shedlock, de Penn State Children’s Hospital, ofreció este jueves recomendaciones para ayudar a los padres con el comportamiento de sus hijos.

Al igual que los adultos, los niños y los adolescentes lloran la falta de conexión personal durante la pandemia.

"También anhelan, y extrañan, la socialización de participar en la escuela y otras actividades favoritas", dijo Lisa Culler, enfermera certificada de Penn State Children's Hospital.

Según estas expertas, cuando ese duelo se combina con el aburrimiento, los niños más pequeños hacen berrinches. Mientras, los adolescentes a menudo se rebelan a través del aislamiento e ignoran las recomendaciones de distanciamiento social.

¿Cuáles son las recomendaciones para los padres?

1) Ignore la rabieta

Si el berrinche de un niño no está causando peligro a sí mismo ni a otros miembros de la familia, ignorarlo puede ayudar.

"Ayuda a un niño a comprender que no obtendrá lo que quiere de una rabieta", dijo Shedlock.

Pídale a un niño que tome un "tiempo de silencio". Elija un lugar como el dormitorio de un niño, y haga que el niño vaya habitualmente allí para calmarse.

"Si un conflicto se intensifica, tomar un descanso de cinco o diez minutos para ir a una habitación, calmarse y reagruparse, coloca a todos en un lugar mejor para reiniciar la discusión", dijo Culler.

2) Use los “Time Out”

Shedlock recomienda reservar tiempos de espera para niños pequeños cuando muestran un comportamiento más severo, como golpear o morder. Pídales que se sienten en un lugar específico sin juguetes y que basen el tiempo de espera en la edad de su hijo (por ejemplo, tres minutos para un niño de tres años).

3) Cree una nueva estructura

Si los niños o adolescentes duermen demasiado o se quedan despiertos hasta muy tarde es probable que necesiten más estructura para sus días. Mantenga los tiempos de sueño y vigilia constantes. Traten de comer juntos en familia y programen tareas.

4) Busque compromiso

Darles a los niños y adolescentes un sentido de control de su rutina puede ayudar a aliviar sus ansiedades.

"Por ejemplo, si un adolescente se queda despierto hasta las 2:00 a.m. y los padres quieren que se acueste a las 10:00 p.m., encuentre un término medio, como las 11:30 p.m.", dijo Culler.

5) Limite la multitarea

Cuando algo está sucediendo con su hijo o adolescente, "pare lo que está haciendo y concéntrelo", dijo Culler. Escuche los problemas de su hijo y enfatice que su principal preocupación es por ellos y su bienestar.

Predique con el ejemplo. Manténgase positivo. Asegure a los niños y adolescentes que la pandemia no durará para siempre. Elógielos cuando muestren buen comportamiento.

6) Limite la exposición a las noticias

Es importante mantenerse informado sobre COVID-19, pero ver actualizaciones de noticias demasiado puede aumentar la ansiedad para todos.

7) Involucre a los niños en actividades

¿Te estás quedando sin ideas? Haz y vuela aviones de papel. Volar una cometa. Consigue una máquina de burbujas. Dibuje una rayuela o una carrera de obstáculos con tiza. Camina. Corre. Mire un video de ejercicios o yoga para niños.

Prueba con experimentos científicos seguros en línea. Construye una casa para pájaros. Pintar o reorganizar una habitación. Enseñe habilidades para la vida: andar en bicicleta, administrar dinero, cocinar u hornear.

8) Busca ayuda

Si las rabietas no se detienen o el comportamiento se convierte en autolesión o aislamiento, hable con un profesional.

Los consejeros escolares son una buena opción. También lo son los terapeutas o consejeros, muchos están disponibles para visitas en persona o por teleconferencia.