Inicio

Amozoc.-Tú Casa, un proyecto de Casa de Arte y Cultura de pura lengua

Amozoc, Pue.-Agosto 12 del 2020.-/Nraulio Paisano/.- Pese al esfuerzo realizado de parte de artesanos amozoquenses y de haberse inaugurado con mucho entusiasmo la casa taller  Casa de Arte y Cultura “Tú Casa” Amozoc, Cuna de Artesanos, en medio de amplia parafernalia y de muchas promesas incumplidas, el local donde supuestamente se ofrecerían cursos y capacitaciones a personas interesadas en preservar las tradiciones ancestrales del trabajo del barro, la plata o la madera, todo lo que se ofreció para impulsar el proyecto no fueron más que palabras que se ha llevado el tiempo.

10 meses han transcurrido desde que, con la presencia de integrantes del cabildo del ayuntamiento, invitados de honor, vecinos y hasta el ex diputado local del Partido del Trabajo, Mariano Hernández, Mario de la Rosa, presidente municipal, se deshicieron en promesas para apoyar las actividades anunciadas.

Después de eso, todo quedó en un bonito recuerdo del acto inaugural, las carnitas y paremos de contar, porque los testimonios oficiales solo han servido para sostener las mentiras de todos los que se colgaron de la presentación, dejando de manifiesto que en realidad no existe ni interés ni intenciones de apoyar a los artesanos y mucho menos a los aprendices de oficios que se encuentran de peligro de extinción.

José de Jesús Benjamín Ponce, propietario del inmueble que a la fecha alberga la Casa de Cultura, señaló en entrevista que a la fecha dicho proyecto no ha recibido ninguna clase de apoyo, que originalmente el municipio se había comprometido a financiar parte de los gastos que generaría la apertura y funcionamiento de lo que sería en teoría una escuela de capacitación de nuevos artesanos o personas interesadas en aprender alguno de los oficios que desde aquí se divulgarían.

Reservado y con respeto, sin abundar en detalles, Benjamín Ponce, se negó a relatar lo que ha ocurrido desde la inauguración a la fecha y él porqué las promesas no se cumplieron; aunque es más que visible el abandono de parte de las autoridades municipales al anhelo de los artesanos, comprendiendo que, si se atreviese a platicar todo lo que los pillos del ayuntamiento ofrecieron en ese momento, el primero en molestarse, sería el presidente municipal Mario de la Rosa.

Sin embargo, comprendiendo lo rencoroso y vengativo que es el alcalde, algunos de los que presenciaron el acto inicial, si han señalado la falta de compromiso del munícipe, su falta de valores y la pésima actuación que ha tenido como administrador del ayuntamiento, sobre todo ante una emergencia de nivel mundial como lo ha sido a la fecha la pandemia por Covid-19, que termino por agravar la marginación de que son objeto los artesanos de Amozoc.

Pese a que al menos unas 200 familias en todo el municipio se dedican a la elaboración de artesanías, en acero, herrajes, monturas, espuelas, frenos, o plateros orfebres, que realizan una amplia gama de joyería en plata, distintas manualidades, como juguetería de barro, o del tipo industrializado, nacimientos y adornos para las distintas festividades a lo largo del año, en yeso o resina, sin contar con el tallado de madera y ebanistería, todos continúan siendo marginados por las autoridades, sumergiéndolos en la pobreza extrema, agravada por las condiciones sanitarias.

En las vísperas de la fiesta patronal a la Sagrada Virgen de la Asunción, los festejos, la feria se antoja suspendida, aunque el ayuntamiento no ha anunciado su realización, lo que colocará a las familias de los artesanos al límite de la marginalidad, sobre todo porque como lo han dicho algunos artesanos, las ventas en 2019 fueron muy bajas, hoy sin feria y sin festejos acabará por desaparecerlos.

Para terminar, el abandono de los artesanos amozoquenses se ha subrayado con la falta de apoyos ya ni siquiera económicos, sino de despensas que les permitan sobrevivir a la crisis sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19, siendo que ni el alcalde, ni los que ofrecieron ayudarlos a impulsar sus proyectos se volvieron a parar por la Casa de Arte y Cultura.