Inicio

¡Terrible panorama..! Busca Pakistán a miles de fieles tras brote en acto masivo

LAHORE.-Abril 4 del 2020.-(Agencias  / Foto AFP).-Pakistán busca decenas de miles de fieles que participaron en una concentración gigante del movimiento integrista musulmán Tablighi, antes de dispersarse dentro y fuera del país y propagar el nuevo coronavirus, informaron las autoridades este  sábado.

Las autoridades de todos los distritos (del país) intentan localizar a las personas que asistieron al evento", informó la oficina del jefe de la administración de Lahore, capital del este de Pakistán, cerca de la cual se celebró, del 10 al 12 de marzo, una itjema, una reunión Tablighi en la que participaron, según estimaciones, unas 100 mil personas.

Hasta la fecha, entre 7 mil y 8 mil participantes han sido puestos en cuarentena en la provincia de Punjab, cuya capital es Lahore, entre ellos más de 900 extranjeros -chinos, nigerianos, afganos o incluso turcos-, dijo el funcionario.

Un miembro del gobierno de la provincia de Sindh (sur) informó que "entre 300 y 400 peregrinos (tablighis) deambulan por ella" y que algunos centenares de personas están confinadas.

Deploró que no se prohibiera la reunión de Tablighi, que se convertió en una "fuente importante de infección".

Hasta la fecha, al menos 154 tablighis han dado positivo a la Covid-19 en Punjab y Sindh, de los cuales al menos dos murieron después de haber participado en el itjema, según las autoridades.

Los dos primeros casos declarados oficialmente de coronavirus en el enclave palestino de la Franja de Gaza habían participado en la concentración paquistaní, según la representación palestina en Islamabad.

El ministro de Ciencia Fawad Chaudhry, entrevistado por la prensa, se pronunció en contra de la "obstinación del clero", en particular Tablighi.

Cada grupo que no se adhiera a las recomendaciones del gobierno y prosiga sus actividades se convertirá en un peligro para los demás", afirmó Tonne.

La reunión de marzo, a la que asistían peregrinos de 70 países, fue interrumpida después de dos días, cuando debía durar cinco, según un cuadro del movimiento Tablighi, un movimiento internacional y fundamentalista de misioneros musulmanes.